Buenos hábitos para vivir bien

El pasado 10 de Octubre Francesc Torralba fue a la Escuela Infantil a hablar de ” Buenos hábitos para vivir bien ”.

A continuación os pasamos un pequeño resumen que seguro que nos ayuda a la hora de educar a nuestros hijos

Como adquirimos los buenos hábitos?

Existen 3 factores:
1 . Los buenos y los malos hábitos los aprendemos por imitación. Debemos tener mucho cuidado porqué nuestros hijos observan constantemente lo que decimos y lo que hacemos . Y muy pronto detectan la incoherencia .

2 . Otro factor muy importante es la repetición. Decir algo muchas veces también es una manera de que aquel hábito quede incorporado .

3 . Carácter permeable del niño a esta edad. Los hábitos que los niños adquieran la primera etapa son importantísimos ! Las consecuencias de los malos hábitos muy grandes. Un buen hábito es un tipo de actividad que cuando se genera tiene un efecto positivo para nosotros y también para la gente que nos rodea .

Los buenos hábitos se deben distinguir de las virtudes . Una virtud es un buen hábito que te hace excelente. Más que de los hábitos hay que preocuparse de trabajar en las virtudes ya que las virtudes son una mochila llena de depósito para afrontar contradicciones con las que nos vamos encontrando a lo largo de la vida .

Las virtudes que más debemos trabajar a la hora de educar son:

1 . La virtud de la prudencia : Es el mejor activo que podemos transmitir a nuestro hijo . Tener un adolescente prudente o tener un adolescente temerario no tiene color y eso lo tenemos que trabajar desde muy pequeños . ¿Cómo? Enseñando a los niños las consecuencias de sus actos . Enseñarles también a descentrarse ( ellos no son el centro ) . Cuando son pequeños y hasta que llegan a la adolescencia viven en una especie de esfera y todo lo que les hayan aprendido mientras están dentro la esfera es el activo que llevarán cuando salgan de ella .

2 . Virtud de la constancia y la tenacidad : Enseñarles que no lo conseguirán todo a la primera. Si aprenden a ser constantes se levantarán y lo volverán a intentar pero si no son constantes se frustrarán y no querrán volver a intentarlo . Aquí es muy importante nuestro ejemplo y que vean que no todo nos sale a la primera. Comenzar y recomenzar .

A la hora de transmitir hábitos el niño tiene cuatro dimensiones a considerar:

Hábitos corporales : cuidado del cuerpo , sueño , alimentación , higiene

Hábitos mentales: el niño por definición pregunta, son pequeños filósofos y pequeños metafísicos . Potenciar la imaginación ya que con los años sino se va perdiendo . También trabajar la memoria ya que es un hábito muy poderoso porque crea raíces y configura identidad.

Hábitos sociales: hábitos de convivencia, como tratamos las personas , como atendemos el teléfono.

Hábitos espirituales: Rezar , bendecir la mesa , orar , meditar , seguro que habrá momentos, por ejemplo en la adolescencia, donde nuestros hijos podrán tomar distancia de estos temas, pero si los hemos trabajado desde pequeños, es muy posible que vuelvan . Enseñar a los niños a contemplar, a maravillarse.

Tener claro que no estamos solos. La esfera familiar está rodeada de la esfera de la escuela . Yendo a una asumiremos mejor los retos .